martes, 2 de junio de 2009

Perspectiva

P1010177

Crecer significa darte cuenta de que lo que te aterraba sigue ahí.
Poco a poco vamos haciéndonos más y más pequeños, hasta darnos cuenta de que vamos dibujando una línea continua y muy difusa que nosotros mismos vemos desaparecer progresivamente.

Los monstruos del armario están ahora debajo de mi cama, cada vez más cerca, cada vez más misteriosos.




Menos mal que ya no duermo en mi cama.



Mme.Pa.ra.plu.ff.


2 comentarios:

blo, blo, blo dijo...

la cama, como cada vez menos cosas, es de lo poco que me queda que dé seguridad. sigo durmiendo en las sabanas con las que me crié, las cuales no pienso jubilar.


nos hacemos mayores querida eme-eme-e-punto

LaClavedeFa dijo...

Los monstruos de la infancia crecen con nosotros...Solo que cuando nos hacemos mayores nos dan tanta vergüenza que intentamos ocultarlos y a veces es así como más los evidenciamos...