miércoles, 28 de mayo de 2008

Dorado

Jazz


Sentir que estamos vivos pensando que no hay nada más eterno como el pequeño momento que estamos ahora viviendo.
Mientras, la brisa nos despeina, tan delicada como el color dorado que baña la alhambra, y nosotros a sus pies, gozando del sonido arítmico del saxo que pone banda sonora a nuestra tarde.
Nadie se da cuenta de que tienen a su lado un músico.
Tu sí.

En el paseo de los tristes, las dos personas más felices del mundo.


Ana

3 comentarios:

Negroo dijo...

me encantaa!


:)

Angelino_o dijo...

que bonito el texto :D

Anónimo dijo...

La felicidad es la estela que queda de un buen recuerdo. Por cierto, la foto ha quedado muy bien y el disco esta estupendo. Esta bien anudar recuerdos a objetos.