miércoles, 18 de junio de 2008

Su sombra ebria




En realidad sí que iba un poco asustada, a pesar de lo que cualquiera pudiera pensar al verla andar por la calle.
Por eso tenía miedo, porque desde que salió del bar y empezó a andar, sólo se había llevado sobresaltos.

Y, de nuevo, una vez más. Se giró con tanta valentía como miedo, se giró al ver una sombra acercarse rapidamente, pero se encontró con que nadie la acechaba.
Mirando al suelo mientras caminaba pudo sufrir este engaño varias veces.

Y digo engaño, porque no pasaría mucho tiempo hasta darse cuenta de que era su propia sombra la culpable de sus sobresaltos.
Que fue su propia sombra la que, ebria, se tambaleaba, más allá de su figura, haciéndole pensar que era otra persona la que se acercaba a ella.



.

Mme Paraplafff

.

1 comentario:

ainis dijo...

Muy bueno... seguro que está basado en experiencia particular... xD